Coronavirus: difundir noticias falsas es un delito penado con prisión

Desde el comienzo del aislamiento obligatorio, las redes sociales se convirtieron en la mayor conexión entre personas, como así también de intercambio de información sobre el virus. A los pocos días, supuestos médicos o especialistas del país o del mundo, enviaron audios a supuestos amigos o parientes para que lo hicieran viral, a fin de dar datos sobre el virus y su comportamiento, cuya mayoría eran falsos. Así pudimos escuchar recetas infalibles para luchar contra el Covid-19 de boca de profesionales de las más importantes universidades del mundo, cuyos nombres o existían.
De la misma forma, se escucharon audios en localidades como las nuestras, que daban cuenta de infectados que eran «escondidos» en áreas de los Hospitales para que la población no supiera que el virus ya había comenzado a circular por la comunidad. Ese fue un caso puntual arrecifeño, cuando una voz femenina daba cuenta de una situación similar en el Hospital Santa Francisca, citando nombres y lugares conocidos por todos.


Atención, eso es delito. Y no uno menor.
Elio “Coleco” Krysvzuk, un ex intendente de la localidad misionera de El Soberbio, al limite con Brasil, que terminó detenido; se le ocurrió enviar una trilogía de audios de Whatsapp, en los que afirmó que uno de los vecinos de aquella localidad había muerto a causa del coronavirus, tranformándose en la primera víctima fatal de la provincia.
El 7 de abril, fue detenido un hombre en el barrio de Balvanera por difundir un video en youtube con la voz de una mujer que afirma entre lágrimas que en tres pisos del hospital ubicado en El Palomar se ocultaba a la sociedad una tienda de campaña contra el coronavirus, sin la atención de los médicos habituales y con la connivencia del Estado. La noticia, claro, no era cierta. Una fake news más en tiempos de cuarentena. Uno de los delitos en la calificación en su contra es el artículo 211 del Código Penal, de tres a seis años de cárcel, el delito de intimidación pública.

PENAS DE PRISION
Las noticias falsas sobre el coronavirus que se viralicen por WhatsApp ahora son un delito que contempla penas de prisión.
Fiscales y jueces a lo largo del país ordenan allanamientos y aplican el artículo 211 del Código Penal que establece hasta seis años de cárcel para quienes generan mentiras en las redes sociales en medio de la pandemia.
En tiempos de cuarentena, donde un funcionario como el subsecretario de Salud habla de “infodemia” para definir la chatarra y la desinformación que circula por los smartphones de la Argentina y toma por asalto las conversaciones en grupos para luego volcarse en redes, jueces y fiscales a lo largo del país aplican una figura penal que convierte a esas fake news en delitos contra el orden público.
Ahora bien; quienes lo comparten también cometen un delito? Es difícil que se lo considere como tal, pero estaríamos colaborando con la obra de un delincuente. Es por esto que debemos analizar bien el material que recibimos antes de compartirlo en redes y grupos de whatsapp. Un funcionario de la justicia, con respecto a la viralización dijo: «quienes lo hacen, o son imbéciles o son trolls»

Fuente: algunos de los datos fueron extraidos de Infobae.com

Comente esta nota

comentarios