Los colores del cordón… de la vereda

Arrecifes tiene un arcoiris en los cordones de las veredas de la ciudad. Azul para las motos, rojo para los discapacitados, amarillos para no estacionar, blanco para estacionar; a eso le sumamos la cartelería vertical, «no estacionar entre las xx hs. y las xx hs.», «Reservado para carga y descarga», «Reservado para camión de caudales entre las y las…», «No estacionar, Garage» y algunos que nos estamos olvidando…

¿Donde estacionamos? Hay cuadras de calles y avenidas de la ciudad donde es imposible encontrar lugar para dejar nuestro automóvil, y está bien si estuviera todo bien. Pero la duda en principio es si todos los colores en los cordones han sido colocados por la municipalidad, o algún vecino lo ha hecho para reservar un lugar frente a su casa o su comercio para sí o para sus clientes; otra duda es si hay una revisión de los lugares reservados o vedados.

¿Un consultorio médico debe tener el frente pintado de rojo por si llega una persona con dificultades de movilidad? De ser así, cuando el consultorio cierra o se muda, no estaría bueno que el color desaparezca? Porque nadie puede estacionar aunque sepa que ya la pintura no tiene sentido, porque de todas formas podrían multarnos.

El caso del Correo, por ejemplo, es en principio un abuso, ya que se ha reservado todo el frente para el estacionamiento de motos, cuando ambas esquinas están pintadas de azul para que allí estacionen este tipo de vehículos. Pero además, el correo tiene un horario de atención acotado, y el color continúa allí incluso con la oficina cerrada. ¿Podemos estacionar un automóvil fuera de horario de atención al público del correo en Av. Belgrano? Ningún cartel indica que podamos.

La Municipalidad debería hacer un recorrido por la ciudad y evaluar cada uno de los colores y su ubicación para ver si realmente cada uno está en su lugar.

A esto le agregamos que pocos respetan un garage, que nadie tiene la delicadeza de ver si esta ocupando con su auto o moto el espacio que podrían ocupar dos vehículos; que no podemos dejar una moto «pegada» al paragolpes de un automóvil porque si tiene poco espacio para salir tendrá que esperar que vengas a sacarla para no hacerla caer… y tantos etcéteras que todos conocemos.

Vivir en comunidad, significa tener en cuenta al otro, utilizar nuestra libertad y nuestros derechos sin afectar los de los demás, y el tránsito y nuestro comportamiento en él, es una muestra fiel de nuestra relación con los demás. Ultimamente, nuestra relación con el otro está bastante devaluada.

Comente esta nota

comentarios