Mi lucha contra las drogas

HISTORIA DE VIDA: “CRÓNICAS DE LO NO DICHO” O COMO DERROTAR EL FLAGELO DE LA DROGA

El próximo sábado 23 de marzo a las 19 hs. en el auditorio del Club Ricardo Gutiérrez, con entrada libre y gratuita, la dirección de Deportes de la Municipalidad de Arrecifes a cargo del profesor Cristhian Davini, te invita presenciar la charla testimonial que brindará el ex basquetbolista Juan Antonio Abdala, sobre su lucha para superar su adicción a las drogas.

Juan Antonio Abdala nacido en Junín; Pcia. de Buenos Aires, tiene 44 años de edad, soltero.

Se crió y vivió en el barrio Las Morochas, comenzando su carrera deportiva en el básquet en el Club Argentino de Junín, en el año 1.995 recorriendo todas sus inferiores, continuando con una extensa y exitosa trayectoria.

Entre sus principales logros obtuvo el torneo local, luego el Regional, la Liga C, Liga B (Torneo Federal) hasta que en el año 1.999 en el que fue parte del ascenso al TNA. 
Allí continuó tres temporadas, logrando un ascenso tras otro. Jugóen la selección de Junín en todas las categorías, y en selección de Pcia. de Bs As. en el año 1.994. 
Pasó por Estudiantes de La Plata, año 1.993, Liga de Capital Federal. 
Estudiantes de Santa Rosa, Liga B., San Martin de Junín, ascenso a Liga B, Sportivo Rojas, ascenso a Liga B. Sarmiento de Junín, Liga B.

Tuvo su partido despedida en el año 2.014. Según sus palabras lo más hermoso que le pasó en su vida. Impusieron a la tribuna popular a su nombre y colgaron su camiseta número 11.

Pero fue en el año 2.012 que decidió jugar su partido más duro, enfrentar su adicción a las drogas. Es así que comenzó un tratamiento terapéutico en Vicente López, terminándolo en Mar del Plata, donde vivió casi 5 años, y en el año 2.017 regresó a Junín, donde escribió un libro sobre todo el proceso de rehabilitación y el post tratamiento, “Crónicas de lo NO DICHO”, un proceso de descubrimiento y apertura mental y emocional que marca un antes y un después en su vida.

Una charla para no perderse y tal vez, descubrir que nunca es tarde para ganar el partido de tu vida.

Comente esta nota

comentarios